mi hijo tiene piojos

Cómo empezar el curso sin piojos

Este post va de piojos. Empieza a picar la cabeza, ¿verdad? Intenta aguantar las ganas y léelo hasta el final, donde te doy consejos para repelerlos y combatirlos 🙂

Si no los has vivido en casa, seguro que te sugieren asco y los relacionas con falta de higiene y descuidos de los padres. Si tú, como yo, los has sufrido con tu familia, seguro que piensas ¡PEREZAAAA! Y es que los piojos son un tabú de los padres que hacen que nunca acabemos con las epidemias, especialmente en el colegio. Una vez llegan a casa te espera un trabajo que si haces de forma tenaz, tendrá efecto.

Como sabes, no soy médico pero te puedo contar lo que he aprendido después de tener que liquidar 2 veces los piojos en casa.

Hace 3 años, estando embarazada, los cogí con mis hijos. Me pilló desprevenida en verano. No sabía que en edad pre-escolar había infestaciones también. Desde entonces, usamos un repelente a diario que los ha mantenido alejados hasta este verano. Me he relajado tanto que he descuidado este tema y nos han vuelto a contagiar a todos. ¡Bufffff! Vuelta a empezar.

Lo que mucha gente no sabe es que cualquiera puede coger piojos. No tiene relación con la falta de higiene. El hábitat ideal para un piojo es un clima húmedo y calentito. Lavarse la cabeza con frecuencia y usar el secador de pelo hace que los piojos estén la mar de a gusto. El pelo en verano es ideal, no hace falta suciedad para que vivan.

Los padres y madres también podemos tener piojos. Según me comentaron en el centro Cap Poll, los hombres desprenden un olor que parece no gustarles mucho (aunque tampoco se libran por completo). Pero las madres, con nuestra cabellera larga, cuidada, hermosa… somos un clima ideal para ellos. ¡Y es un infierno quitarlos!

Los piojos, un tabú en los colegios

Hay una cosa que no deja de sorprenderme en los colegios. Si un niño coge la varicela, lombrices, escarlatina… lo más seguro es que lo comunique al colegio para que las otras familias estén atentas ante los primeros síntomas. Pero si un niño tiene piojos… la cosa es bien distinta. ¡Que nadie se entere! ¡Lo solucionamos en casa y listo! Pero probablemente haya otros niños con algún piojo en la cabeza. Si se avisa a tiempo, los padres pueden quitarlos rápidamente y paliar el problema antes de que sea más grande.

Algo de teoría básica

Este es el ciclo de los piojos:

  • Las liendres eclosionan a los 10 días.
  • La ninfa que sale es muy pequeña y no pone huevos hasta pasados 12 días.
  • Las hembras adultas ponen hasta 10 liendres por día.

Los piojos no saltan ni vuelan, solo caminan y corren. Así que no tiene por qué haber riesgo solo por compartir un pupitre o estar en el parque. Tiene que haber contacto directo cabeza-cabeza o que compartan almohadas, peines, gorros…, o en la piscina (no se ahogan con el agua).

¡Dejemos la teoría y vayamos a la práctica!

Cómo prevenir que aparezcan

Si tienes una niña con el pelo largo, las coletas, trenzas y moños (por ese orden de menos a más efectivos) son una forma de evitar el contacto con otros niños . El pelo suelto es más complicado de controlar en los juegos y está en mayor riesgo.

Hay multitud de sprays que puedes poner en la cabeza de tu hijo a diario. En la farmaci

a los venden. Yo uso árbol de te, que es natural pero efectivo. Durante el baño, cuando tienes el champú en la mano, añades una gotita de árbol de te y lavas el pelo de forma normal. Tiene un olor fuerte al que te acostumbras pronto.

Aparte, como complemento, cada viernes me dedico a revisar cabezas. Hazte con una liendrera de púas metálicas y pásala por todo el pelo. Hazlo con luz directa y con el pelo seco. Si no encuentras ninguno, ¡genial! Una semana más tranquila.

¡Horror! ¡He visto piojos/liendres!

Si ves una cabeza llena de liendres es que hace mucho tiempo que el niño tiene piojos en la cabeza, así que ponte manos a la obra ya. Si solo viste un piojo, ponte en marcha también. ¿Qué haría yo?

  1. Informa a padres y profe. Usa el grupo de whatsapp de clase para decir que has encontrado piojos para que otros padres puedan revisar cabezas. Evita ir a la piscina.
  2. Pasa la liendrera para sacar lo máximo que puedas. Hazlo sobre el lavabo para que caigan allí. Si lo haces en un sofá o una cama extenderás el problema.
  3. Vete a la farmacia a por lociones. Vas a necesitar hacer el tratamiento para toda la familia, así que es posible que necesites varios botes. Las lociones matan los piojos, no las liendres, así que aquí no acaba todo.
  4. Sigue las instrucciones de la caja. Mi dermatóloga me aconsejó tener la loción durante toda la noche, usando un gorro de ducha, pero sigue las instrucciones que te digan a ti.
  5. Pasa la liendrera de nuevo, desde la raíz del cabello, cada día varias veces. Entre uso y uso, lávala con agua y jabón para no extender el problema.
  6. Lava toda la ropa de uso diario: sábanas, fundas de almohada, cojines del sofá, funda de sofá, toallas… Lávalos a 90ºC o lo más caliente que puedas. Vuelve a lavar después de cada uso. Es lo más pesado y engorroso, pero conseguirás erradicar antes el problema.
  7. Peina a tu hija con moños en el colegio para que no contagie.
  8. Sigue con la liendrera una semana, y repite con la loción de nuevo.
  9. Sigue otra semana con la liendrera.
  10. Si no acabas de exterminarlos, pide ayuda. Tu médico o centros especializados seguro que te ayudan a solucionar este problema tan engorroso.

 

Empieza desde hoy con el cuidado y prevención de las cabezas de la familia. Revísalas hoy mismo y hazte con un repelente para empezar el colegio libre de piojos 🙂

Seguro que te interesa...

epickadmin
hola@epickids.xyz
No hay comentarios

Disculpa, el formulario para comentar está cerrado ahora.