Del pañal al orinal

orinalSi tienes un niño de 2 años, seguro que te están planteando desde la guardería quitarle el pañal. Es una cosa bien sencilla, pero que hay que hacer bien para que coja unos hábitos correctos. Los niños que son forzados, luego rechazan ir al baño y/o tienen escapes durante años.

Si me permites, te daré algunos consejos que te pueden resultar útiles:

  • El niño marca el ritmo, no la guardería. Hay centros donde tienen por “norma” quitar el pañal a los 2 años, pero no todos los niños están listos. Se trata de maduración, no de motivación o de ganas. Así que si ves que tu hijo no está preparado, habla con el colegio. Ellos tienen mucha experiencia pero, como es normal, no siempre aciertan con las decisiones.
  • Haz una preparación previa. Hazte con un orinal sencillo y ponlo en el baño. De vez en cuando, anima al bebé a hacer pis en el orinal. Que se siente, lo pruebe, lo reconozca… No esperamos que haga pis, pero sí que vea que no da miedo, que no duele, que el orinal es “amigo” 🙂 Además, será muy efectivo hablar de que el pañal es de bebés, que para ser mayor hay que ir al orinal…
  • Crea hábitos. Lo ideal es que tengas unos momentos fijos en los que el bebé se siente en el orinal. Por ejemplo, al despertarse, le sientas cada día. O después de la siesta, o mientras preparas el baño. Así le va cogiendo ritmo. El orinal, en mi opinión, debe estar en el baño. Hay familias que lo colocan en el salón, pero no veo yo correcto que el niño haga sus cosas delante del resto, en medio del salón. Debe entender que la caca y el pipí se hacen en el baño, en una zona “íntima” de la casa.
  • Compra braguitas/calzoncillos. Siempre necesitan una motivación extra, y no hay nada tan vistoso como ropa interior de la peli que le gusta o con colores preciosos. Yo siempre compro un pack más vistoso, y otro más industrial (y barato) que usaremos con los múltiples escapes. Se siente orgulloso y mayor con la ropa de dibujitos (la enseñará a todo aquel que pase por su lado) pero si hay muchos escapes necesitas tener ropa “de batalla” que quizás hasta tiras directamente sin pararte a lavarla. ¡Ojo! Vas a necesitar pantalones también. Los primeros días, yo dejo al niño solo con calzoncillos/braguitas por casa para evitar ensuciar y lavar tanta ropa. Si hace buen tiempo, no lo dudes 🙂
  • Prepara la casa. Te recomiendo que guardes las alfombras durante unas semanas y tengas a mano la fregona. Pon fundas al sofá por si acaso y cubre lo que creas que es delicado. Si vas a hacer viajes, pon una empapadera en la silla del coche durante un tiempo.
  • Busca un pequeño premio. Tú sabes qué motiva a tu kid. En mi caso, me hice con unas pequeñas pegatinas brillantes en una papelería. Cada vez que iba al baño, le pegaba una en la mano. ¡Funciona de maravilla!
  • Planifica los 3 primeros días. Cuando ya estés decidida a quitar el pañal, asegúrate de que durante los 3-5 primeros días estés más liberada, sin responsabilidades extras, y mayormente en casa. Necesitarás estar cerca de un orinal cada 20-30 minutos, así que piensa en planes tranquilos en casa. Tú y tu pareja tenéis que estar convencidos y motivados para evitar enfados y discusiones.
  • Día 1. Por la mañana, se despierta, le quitas el pañal y vais al orinal. Le cuentas que ya es mayor y lleva braguitas/calzoncillos de mayor… y toda la historia que le quieras poner para motivarlo. Y desde ese primer momento, cada 20-30 minutos le tendrás que sentar en el orinal. Si hay escapes, no te enfades. Dile que no pasa nada, que tiene que avisar, y a la media hora le vuelves a sentar. Dale agua o líquidos durante el día, claro. Para la siesta y para dormir, obviamente, ponle el pañal de nuevo.
  • Día 2-3. Continúa igual, y si te pide hacer pipí, llévalo volando. Al principio notan que tienen pis tres segundos antes de que salga, así que te esperan carreras locas por toda la casa.
  • Deberían reducirse los escapes. Si todo va bien, debería controlar cada día mejor sus cositas y tener menos escapes. Si vieras que pasan los días y no mejora, háblalo con la guardería.

Dicen que nunca vuelvas a poner el pañal a un niño a quien ya se lo has quitado, pero tengo que discrepar. Cuando mi hijo mayor cumplió 2 años (un agosto) me dijeron en la guardería que se lo quitara durante las vacaciones. Seguimos todas las instrucciones, pero después de 2 semanas de limpiar todos los pipís y cacas del suelo, decidimos que no estaba preparado. No sabía qué pasaba, no entendía qué hacía mal. A los 6 meses lo volvimos a intentar, y fue un éxito. A veces solo necesitan un poco más de tiempo, y hay que dárselo.

Y tú, ¿qué consejos darías a otras mamás?

 

Imagen de Babybjörn

Seguro que te interesa...

epickadmin
hola@epickids.xyz
No hay comentarios

Disculpa, el formulario para comentar está cerrado ahora.