no regalar todo lo que piden

Por qué no regalar todo lo que piden

Durante las semanas previas a las Navidades, la publicidad inunda la mente de los niños. Entre la TV y los catálogos que aparecen en el portal de casa… su mente no para de pedir. ¡Lo quieren todo!

Mis hijos llevan semanas escribiendo páginas y páginas de cosas que quieren. Parece que siguen aquello de “por pedir, que no quede”. Su cabeza no procesa, simplemente lo quieren todo.

Nuestro papel entonces es filtrar todos esos deseos y analizar qué es lo que realmente quieren (lo que les gusta y van a usar) y qué cosas son chorradas que no les interesan lo más mínimo.

Esto creo que lo hacemos en todas las casas. No es novedad. Está claro que aunque tengamos todo el dinero del mundo no hay que comprar todo lo que piden. Pero yo voy un paso más allá.

En mi opinión, una vez hecho este filtro de cosas que les gustan y van a usar, debemos quitar alguna cosa más. Juguetes que deseen pero que por el momento decidimos no regalar.

Regalos navidad

¿Pero por qué?

Pues porque si damos todo lo que quieren, aprenden que lo pueden tener todo: Lo quiero, lo tengo. En un tiempo querré otra cosa, la pediré, y me la darán. Fácil y rápido.

En mi opinión, es bueno que se queden con una sensación de deseo que los anime a seguir esperando algo que ansian.

Todos sabemos qué juguetes/experiencias/objetos desean con más pasión nuestros hijos así que nos podemos centrar en regalar estos y dejar los demás para más adelante.

Un truco para hacer esto es coger toda la lista de regalos y hacer 5 grupos:

  1. Los “Ni de coña”: Mi hijo de 7 años ha pedido un móvil, una tablet, una Nintendo DS, un ordenador y hasta 200.000 euros. Obviamente no compraremos nada de todo esto, así que se lo he dicho tal cual. “Bernie, cariño, eres demasiado pequeño para estos regalos. Creo que deberías pedir otra cosa”.
  2. Los regalos grandes: Siempre hay algo importante que quieren. Un regalo grande que desean desde hace tiempo: una bicicleta, una cama de mayores, cocina de juguete, el fuerte de Playmobil… Yo elijo uno de ellos y es el que traerán los Reyes o el Papá Noel. El resto, lo guardo para más adelante.
  3. Los regalos medianos: Son todos los regalos más asequibles que también quieren. Tienen un precio medio y nos podemos permitir más de uno y dar tips a familiares para que compran alguno más (pero no todos). Ejemplos: la equipación de un equipo, coche teledirigido, patines en línea, caja registradora, un disfraz, puzzles, un microscopio…
  4. Complementos: Son cosas de 1-2 euros que les gustan y que usan. Cartas de Pokemon, canicas, huevos kinder, papel de colores, rotuladores,… Si no lo han escrito en la carta, lo podemos añadir nosotros porque sabemos que tendrá éxito. ¡No todos los regalos deben ser caros!
  5. Chorradas descartables: Son aquellos regalos que sabes que no quieren, pero que piden porque vieron un anuncio en la TV, porque fulanito dice que lo tiene, porque es dorado y bonito…

Así que los regalos definitivos serán 1 regalo grande, algunos medianos (¡NO TODOS!) y varios pequeños. Al dejar algunos en espera, tendrás ideas para regalos grandes y medianos a lo largo del año y alargarás ese deseo de tu kid un poco más.

Como les gusta mucho abrir regalos, puedes separar los grandes en varios paquetes: Por ejemplo, si regalas una bicicleta puedes poner el casco en un paquete, una cesta en otro, la pata de cabra en otro, el timbre… y una vez estén abiertos todos, la montáis juntos. Mola mucho usar las herramientas de verdad con papá y mamá 😉

Seguro que te interesa...

epickadmin
hola@epickids.xyz
No hay comentarios

Disculpa, el formulario para comentar está cerrado ahora.